Blog > Tags: Maltrato

¿Cómo definimos la violencia en las parejas homosexuales?

parelles homosexuals fons negre

Una de las luchas históricas del movimiento feminista ha sido denunciar las violencias contra las mujeres, dando cuenta del sistema socio-cultural que fomenta y reproduce las desigualdades entre hombres y mujeres. Desplazar las violencias machistas de la esfera privada e invisible hacia la esfera pública, como un problema social y común al que no podemos dar la espalda, ha sido una de las victorias.

Esta lucha ha ido acompañada de una producción teórica de gran calado, en la búsqueda de un marco explicativo para dar cuenta del engranaje que mantiene y reproduce las desigualdades y las violencias: la estructura social patriarcal. Asimismo, la discusión teórico-académica ha quedado recogida en las distintas declaraciones y normativas a nivel internacional, estatal y autonómico, con la consecuente evolución de los términos y marcos explicativos. Observamos términos como el de "violencia contra las mujeres", que aparece en la declaración proclamada por la Asamblea de las Naciones Unidas en 1993; el término "violencia doméstica", recogido en la legislación española en 2003, para dar paso al término "violencia de género" un año después en la Ley Orgánica 1/2004 y el concepto "violencia machista" recogido en la legislación catalana en través la ley 5/2008.

El conjunto de medidas, normativas y marcos jurídicos que se han desplegado en los últimos años son un ejemplo del fuerte impulso que han tomado las políticas públicas en la lucha contra la violencia machista. Del mismo modo, la creación de servicios y recursos dirigidos al abordaje de este tipo de situaciones -desde la prevención hasta la atención y la recuperación de mujeres afectadas por esta problemática- dan cuenta de la voluntad institucional para buscar una respuesta.

Sin embargo, la firme asociación de la violencia machista al patriarcado podría dejar fuera de estudio otros tipos de violencias, que pondrían en cuestión las bases de esta premisa. Nos referimos a las violencias ejercidas en el ámbito de las parejas homosexuales, sean mujeres u hombres, sean cis o trans. ¿Qué marco explicativo nos puede ayudar a entender las violencias dentro de las relaciones sexo-afectivas, especialmente cuando no son ejercidas por “el hombre” y hacia “la mujer”? El debate teórico en este eje nos ofrece respuestas difusas ante esta problemática, que se presenta como una necesidad emergente de hacerse visible y a la que dar una respuesta.

¿Podemos asumir que el patriarcado atraviesa las relaciones de poder más allá del sistema sexo-género, impregnando de códigos jerárquicos al conjunto de la sociedad bajo la supremacía del modelo androcéntrico del hombre blanco? ¿O sería preferible desestimar la explicación según la cual la violencia es únicamente una expresión del patriarcado, para entenderla como un fenómeno que emerge en el seno de relaciones sexo-afectivas -sin distinción de género- en las que se produce una deriva hacia relaciones de dominación y violencia?

Más allá del patriarcado, el modelo de pareja heteronormativo formulado bajo la idea del amor romántico puede abrirnos otras puertas conceptuales. La construcción de relaciones donde la posesión, la exclusividad y los celos tienen cabida, como sinónimos de amar, conlleva también mecanismos de coerción de las libertades de cada un@. En este sentido, el modelo de pareja heternormativa y del amor romántico puede trascender el eje de género para instalarse en una dinámica relacional. Y la homofobia puede incidir incrementando la vulnerabilidad de las personas afectadas por esta problemática como una doble victimización.

Lo cierto es que la falta de un marco teórico de referencia dificulta la articulación de los recursos públicos y la capacidad de dar una respuesta adecuada. Los diferentes colectivos LGTB reivindican la visibilidad de esta problemática, que ahora mismo se encuentra desamparada a nivel jurídico e institucional, haciendo emerger el concepto de "violencia intra-género" como un nuevo punto de partida para definir este tipo de situaciones.

Nuevo Circuito para el abordaje de la Violencia Machista o de Género en St. Pere de Ribes

Sant Pere de Ribes circuit

El pasado jueves, día 4 de diciembre de 2014, se constituyó en Sant Pere de Ribes la Mesa Institucional para el abordaje de la violencia machista o de género. Desde Spora, estamos colaborando con el impulso del Ayuntamiento de St. Pere de Ribes para crear un Circuito de actuación y elaborar un Protocolo en el ámbito local para mejorar la atención a las mujeres afectadas por este tipo de situaciones, así como la atención a sus hijos e hijas y otras personas que puedan estar a su cargo.

Esta Mesa Institucional se inscribe dentro del método de generación de circuitos territoriales creado y desarrollado por Spora, el llamado "Circuito Sinergia", adaptado en este caso a la realidad territorial del municipio. Así, este órgano aglutina las instituciones y administraciones implicadas en el abordaje de la violencia machista o de género: las delegaciones territoriales de los diferentes departamentos de la Generalitat, la Diputación de Barcelona, el Consejo Comarcal, los diferentes órganos del Ayuntamiento, el Consorcio Sanitario del Garraf, entre otros.

Asimismo, la Mesa Institucional está acompañada por la Comisión Técnica y el Anillo Técnico. La Comisión Técnica es el "cerebro operativo" del Circuito y agrupa a los y las profesionales de referencia de los servicios y recursos protagonistas en la atención de las mujeres en situación de violencia machista o de género. Asimismo, es el órgano responsable de la elaboración del Protocolo de actuación, con el apoyo del equipo de Spora, y del seguimiento y la evaluación del mismo. El Anillo Técnico, en cambio, incluye el resto de recursos y servicios, así como el tejido social y asociativo del territorio, implicado principalmente en la prevención y sensibilización, o bien en la recuperación de las mujeres afectadas por violencia machista o de género.

Confiamos en que el nuevo Circuito y Protocolo para el abrdaje de la violencia machista o de género facilitará una atención coordinada e integral de las mujeres que se encuentran afectadas por esta grave problemática.

Aquí tenéis el vídeo de la firma del acto (facilitado por Canal Blau)!