¿Qué hemos conseguido en 10 años de ley contra la violencia machista?

Screen Shot 2018-06-08 at 12.24.33 PM

Celebrando estos 10 años de la Ley 5/2008, del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, podemos mirar con retrospectiva los avances que nos ha permitido, así como los retos que tenemos por delante, sin perder el objetivo: erradicar la violencia machista. Queremos poner en valor el trabajo realizado por los Servicios de Información y Atención a las Mujeres (SIADs, según las siglas en catalán) a lo largo de este camino.

¿Qué hemos conseguido en estos 10 años de ley contra la violencia machista?

Uno de los elementos clave de la Ley fue la ideación de la Red de Atención y Recuperación Integral de la Violencia Machista, con el despliegue de 100 SIAD (Servicios de Información y Atención a las Mujeres) que abarcan el conjunto del territorio catalán a nivel municipal o comarcal. Durante el oscuro período de la crisis económica, mientras veíamos desaparecer ministerios y concejalías de igualdad, la red de SIADs permitió garantizar y mantener las políticas de género y los servicios de atención a las mujeres en todos los municipios. Vincular los SIAD como servicios de proximidad del territorio ha sido, pues, la estrategia que ha permitido que hoy podamos mirar en retrospectiva este largo recorrido.

Cuando publicábamos el estudio Evaluación de la red de Siad de Cataluña (Spora, 2015) pudimos mostrar el impacto de esta red de servicios:

  • Más de 120.000 mujeres participaron en las actividades comunitarias y de sensibilización realizadas por los SIAD, en 2013. Representan el 3% de las mujeres de Cataluña.
  • Casi 26.000 mujeres en situación de violencia machista fueron atendidas por los SIAD, en 2013. Representan el 1% de las mujeres de Cataluña.
  • La atención a menores de edad, y puntualmente en hombres, era una necesidad creciente que fue resuelta de forma pionera en los SIAD.

Seguro que si actualizáramos estos datos veríamos cómo han incrementado considerablemente. Ahora bien, hay que seguir mirando hacia el futuro.

¿Qué retos tenemos por delante? 

1. Poner en valor el trabajo de los equipos locales y garantizarles unas condiciones dignas.

 Logo_SIAD

Los equipos locales son los que han sostenido el trabajo en primera línea en estos 10 años al frente de las políticas de género y de la atención a las mujeres en situación de violencia machista. Ya en el estudio Evaluación de la red de SIADs de Cataluña poníamos de manifiesto que:

  • El 70% de las coordinadoras son multicargos, es decir, tienen otros cargos dentro del municipio aparte del SIAD.
  • El 70% de las coordinadoras son multifunciones, es decir, tienen varias funciones más allá de la coordinación del servicio.
  • Buena parte de los SIAD son unipersonales, es decir, recaen sobre una única profesional con el apoyo externalizado de una psicóloga o abogada.

2. Lograr una coordinación interinstitucional entre las diferentes administraciones y departamentos. 

Es necesario crear un sistema de datos unificado y eficaz, que permita conocer cuántas mujeres estamos atendiendo, qué formas de violencia sufren y en qué ámbitos, qué edades tienen, etc., para mejorar nuestras intervenciones.

3. Trabajar para conseguir que todos los equipos profesionales compartan un lenguaje común que ponga las mujeres en el centro. 

4. Reforzar las acciones preventivas de forma coordinada y transversal, con la complicidad de todos los agentes, para avanzar de cara en la lucha contra la violencia machista. 

** Los Servicios de Información y Atención a las Mujeres (SIAD en sus siglas en catalán) se despliegan por todo el territorio catalán en 2008 a raíz de la Ley 5/2008 del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista siguiendo un proceso de planificación territorial para el periodo 2008-2013. Son servicios de titularidad municipal o comarcal, que ofrecen información, orientación y asesoramiento en todos los aspectos relacionados con la vida de las mujeres, y constituyen la puerta de entrada a la Red de Atención y Recuperación Integral para mujeres en situaciones de violencia machista y la articulación de esta red con el mundo local.